5 razones por las que tus precios deben ser altos

Seguramente muchas veces tuviste la duda sobre el precio al que debés vender tus productos o servicios. Te preguntas ¿estarán muy altos como para que no se vendan? Entonces ante la duda, los bajas. En este post, te cuento porqué no lo tenés que hacer.

 

Seguramente ya estás dudando de lo que escribí en esta oportunidad. Puede hasta parecerte una idea demasiada osada para llevarla a cabo en tu negocio.  Pero recordá que tenemos la tendencia a ir a lo seguro y conservador.

Te propongo que no decidas si hacerlo o no hasta que llegues al final de post. ¿Trato hecho?

Razones para que tus precios sean elevados

 

1 – Precio y calidad van de la mano. Y hasta me animo a decirte que es algo inconsciente. Es una evaluación que hacemos permanentemente, siempre comparamos el producto o servicio que estamos evaluando con otros que ya conocemos. Y ahí decidimos, donde los extremos son: “es muy caro por lo que es”, “es tan barato que dudo de la calidad”. Ante estos extremos mejor estar en lo caro y convencer a los clientes que en realidad no es tan caro. Es muchísimo más difícil convencer a alguien de la calidad cuando ya esa idea cruzó por su mente.

 

2 – Tu trabajo vale. ¿Cuántas veces te pidieron que hicieras algo gratis o te dijeron que cobrabas mucho si total lo haces vos? Ignorá este tipo de comentarios y convencete que tu horas de trabajo tienen un precio, y no tiene por qué ser bajo. Si querés leer más lo que pienso sobre este tema, no te pierdas Cuando te dicen que no vales nada.

 

3 – Quizás no tuviste en cuenta todos tus costos. Muchas veces es muy complejo llegar a desmenuzar todos los costos que están implícitos en tu emprendimiento. Sobretodo si trabajas desde tu casa. ¿Cuánto de los gastos que son de tu vida pueden ser también de tu emprendimiento? Complicado, no? Entonces ante la duda, siempre es mejor dejar un margen de ganancia destinado a estos desvíos que pueden no ser tan visibles.

 

4 – Podés empezar a vender como mayorista. Muchos negocios necesitan aumentar el volumen de venta para crecer. Si tenés precios minoristas bajos, ¿cómo vas a hacer para lograr bajar más los precios para la venta mayorista? Es imposible. La venta mayorista también debe asegurarte una ganancia acorde al esfuerzo que le dedicas a tus productos.

5 – Que vos no puedas pagar tus productos no significa que nadie pueda. Y estoy siendo muy drástica para que tomes conciencia de lo que significa. Muchas veces se comete el error de ponerse en el lugar del cliente como si fuera uno mismo. Y aunque seguramente tu cliente tenga muchas coincidencias con vos, no necesariamente tienen que ser clientes que no tengan un buen poder adquisitivo y que estén dispuestos a pagar más por tus productos. Te sugiero que leas Tu cliente no es tu clon donde me explayo un poco más sobre este concepto.

 

Si tenés más tiempo para leer, puedo seguir con la lista, pero no me gustaría aburrirte.

Lo importante es que evúales cómo estan tus precios, si están acorde a los precios del mercado, y hagas los ajustes necesarios para que tu emprendimiento crezca en facturación mañana mismo!

Si no sabés por donde empezar, puedo ofrecerte el nuevo ebook Guía de precios correctos.

Y si tenés ganas, dejame en los comentarios un item que agregarías a la lista.

 

Conoce la ganancia de tus productos

Para una buena gestión de precios, conocer los márgenes de tus productos es indispensable.

Seguramente cuando comenzaste con tu emprendimiento, una de las mayores preocupaciones son los precios a los que venderás tus productos.

Si sos curioso y se te ocurre googlear, encontrarás que existen varias teorías al respecto  y en su gran mayoría basadas en cálculos sobre los costos.

Personalmente creo que a los costos, obviamente, hay que tenerlos en cuenta, pero no son la principal variable para la fijación de precios. Es una más de un mix que incluye el precio del mercado, el precio que están tus clientes dispuestos a pagar y el valor que quieres que tengan tus productos.

Pero la primera pregunta que debes hacerte es ¿cómo quiero que mis clientes perciban mis productos: como los más caros, de precio medio o lo más baratos?

Las tres opciones son válidas y deberás en consecuencia analizar el impacto que tendrá en tu negocio la estrategia que elijas. De acuerdo a esto, es como comunicarás tus precios.

Más allá de cual elijas para tu emprendimiento, lo segundo que debes hacer es analizar cuánto dinero ganarás con cada venta.

Como te imaginarás, para esta etapa es necesario conocer tus costos. Pero en mi vida, la practicidad juega un papel importante. Entonces hay momentos que ser práctico es necesario para avanzar.

Si no conoces todos tus costos, o te es difícil calcular qué porcentaje del consumo de luz y teléfono gastas en tu emprendimiento, no te preocupes.

Es preferible hacer un primer análisis con lo que tengas a mano, que no hacerlo.

Una vez identificado cual es el costo de tu producto, restáselo a tu precio de venta (sin impuestos, generalmente es el IVA). La diferencia es tu margen o ganancia por cada producto que vendas.

Este es el número que mirarás ahora con detenimiento: para empezar debería ser mayor a cero. Si es así, es una muy buena noticia! Si tiene el signo negativo por delante, es momento de revisar tus costos y hacer ajustes a los precios.

Ahora toma el margen que obtuviste y divídelo por el precio. Ese es tu margen porcentual. Vamos con un ejemplo fácil. Tu margen dio $30, vendes tu producto a $100. 30/100 = 0,30. Es decir 30%.

Tomate un instante para reflexionar en esto: Si le contamos a alguien que no leyó nada hasta aquí que con tu producto ganas $30, le parecerá mucho o poco?  Seguramente le faltarán datos para darnos una respuesta.

Ahora, si le decimos que ganas un 30% con cada venta que haces, qué crees que piense?

Claramente la perspectiva cambia, y eso es lo que debes tener en cuenta.

Si tu negocio es un kiosco y vendes caramelos, quizás un margen del 30% te parezca poco. Pero si tienes una agencia de autos y ganas 30% por cada venta, seguramente sea un excelente margen.

No todos los productos tienen los mismos márgenes, y no es necesario que tus productos tampoco los tengas.

Todo depende de la estrategia de precios que elijas. Y volvemos al principio: debes definir que quieres transmitir con tus precios.

Para empezar a hacer tus cálculos de márgenes tengo un regalo para vos. Porque no voy a dejarte solo haciendo cuentas en calculadora.

Te regalo un simulador de márgenes y ganancias.

Es muy fácil de usar, solo necesitás completar algunos datos y te permite analizar tres productos juntos!

Simulador de precios

Podés contarme en los comentarios la manera que vos utilizas para hacer tus análisis de precios.